Llevar Perspectivas fue como iniciar los estudios desde la universidad, sin pasar por la escuela y colegio. Definitivamente me cambió la perspectiva y me impulsó a servirle al Señor con mayor amor y compromiso. Fue una bendición llevar Perspectivas y poder capacitarme como coordinador.

Marco Aurelio,