Perspectivas fue el inicio para ver lo que Dios quería conmigo, y no lo que yo quería para con Dios. Ahora siento SU corazón en el mío.

Samantha Quirós,